Sociedad

El exilio boliviano en la “era de Evo Morales”

5 febrero, 2017

Gaceta Hoy (GH), entrevistó a la activista cruceña Eva Sara Landau (ESL), quién expresó con meridiana claridad las angustias, penurias y anhelos de los exiliados bolivianos, desde la llegada al poder de Evo Morales

GH: ¿Cuál es la situación en la que viven los exiliados bolivianos desde la asunción al poder de Evo Morales?.

ESL: En lo personal y lo que he podido ver y sentir de otros que tuvimos que salir al exilio es una espera constante. Unos pierden las esperanzas más rápido que otros por un cambio verdadero, y en este esperar lo más triste son los problemas familiares por la separación. En muchos casos uno le echa la culpa al otro por las penas que se pasan en el exilio. Depresión y problemas financieros son los más comunes, uno conlleva al otro.

GH: La amnistía general e irrestricta es una solicitud que lleva sus años, ¿cuál es la postura de la oposición política boliviana a esta petición?, y ¿cómo se podría alcanzar este anhelo?.

ESL: No existe una postura de la oposición boliviana sobre este caso, hablo de una posición de políticos “opositores”. Sin embargo, en la sociedad civil se ve gente entusiasmada para conseguir una amnistía, tema de debate entre los exiliados, porque para hacer esta petición habría que aceptar la criminalidad por la cuales nos acusan. (Por eso) no soy partidaria de una amnistía; sin embargo respeto al que la solicite.

GH: ¿Cómo describiría al gobierno de Evo Morales?.

ESL: El gobierno de Evo Morales es un grupo de personas oportunistas, degenerados, ladrones. Más que un gobierno es una agrupación organizada criminal compuesta por asesinos, terroristas y narcotraficantes. La cabeza de este grupo o sea Evo Morales, tiene un culto a su propia personalidad obsesiva, lo que lo hace actuar como un vil dictador, ya que cree que su palabra es ley y se debe cumplir aunque esto implique pisotear todas las leyes establecidas para mantener un país en paz y en orden.

GH: ¿Cómo vivió usted y cómo vive el exilio político?.

Los primeros años en el exilio fueron duros, caí en una profunda depresión, pero siempre (fui) agradecida con la vida, ya que a diferencia de otros yo si pude salir con mis hijos, emigré a Estados Unidos y la asimilación en este país no fue difícil; lo difícil era mirar desde aquí lo que pasaba en nuestro país y no poder estar físicamente allá para hacer algo. El día de mi entrevista ante una juez de migración en asuntos de asilos, ella me pidió que nunca calle los atropellos a lo que somos sometidos todos los que vivimos bajo las reglas del Socialismos del Siglo XXI.

Y con los problemas de depresión que gracias a Dios he ido superándolos no he callado un solo día, trabajo junto con líderes de diferentes países denunciando constantemente a las tiranías que gobiernan nuestros países.

Ahora que estoy más cerca de los políticos que gobiernan este país que me adoptó puedo llegar más adentro de diferentes organizaciones haciendo las denuncias de la violación a los derechos humanos que comete la dictadura de Evo Morales. Este trabajo es de todos los días y no debemos descansar, así como lo hacen ellos en sus perversas acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.