Editorial

El veto de Cuba a Luis Almagro

25 febrero, 2017

El gobierno de La Habana negó otorgar un visado de ingreso al citado Secretario General de la OEA, con el frágil argumento que – como así lo expresan periódicos de Cuba – se trata de un “imperialista”.

El maniqueísmo que inunda Cuba, entre pro-capitalistas e imperialistas, y antiimperialistas y anti-capitalistas, es parte de la ya conocida perorata de un gobierno acechado por falsedades y manipulaciones que duran más de una mitad de siglo. Y por si fuera poco, Evo Morales y Nicolás Maduro, elevan a los confines de nuestro Universo una sarta de mentiras, difamaciones y calumnias en contra de la máxima autoridad de la OEA, como perros que ladran ante la amenaza de convertir sus regímenes en democracias plenas y transparentes.

La negociación sugerida de manera sensata y mentada por Luis Almagro en Venezuela, es, sin lugar a dudas, el mejor remedio para paliar la constante estulticia de los gobernadores del malhadado proyecto más conocido como Socialismo del Siglo XX.

El medicamento contra el flagelo de estos gobernantes déspotas y absolutamente autoritarios, radica justamente en otorgar al Hemisferio Americano la legitimidad y legalidad suficiente para atender las demandas de la población, cansada – cómo no – de las barbaridades y la doblez moral de los susodichos.

Por ello, no hay algo menos decoroso que apuntar con un rifle verbal, a una autoridad que merece el más palmario decoro, honra y dignidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.