Cultura

La base de la comunicación literaria y de la visual es la misma

3 Marzo, 2017

Delio De Martino (DDM), profesor de Comunicación Visual e Historia de la Comunicación Radio-Televisiva en la Universidad de Bari, y profesor invitado en Historia de la Lengua Italiana en la Universidad de Valencia, brindó una magistral entrevista exclusiva a Gaceta Hoy (GH).

GH: Explícanos más sobre la carrera de comunicación visual e historia de la comunicación radio – televisiva en Bari, ¿cuál es el perfil de esas carreras?

DDM: Es un tema inserto en un curso de letras y una carrera de filología

GH: ¿Por qué aparece vinculada la comunicación con filología?

DDM: En el curso de comunicación visual lo que trato de hacer es explicar y enseñar cómo el lenguaje verbal y el visual son en realidad muy parecidos y obedecen a las mismas reglas declinadas en formas diferentes. Por ejemplo, las figuras retóricas, que son la base de la producción literaria, son las mismas que se utilizan en la construcción de la imagen. Y el lenguaje visual puede ser profundo como el literario, pero a menudo lo que pasa es que nos paramos en la superficie.

Resumiendo, la base de la comunicación literaria y de la visual es la misma. De hecho, hoy en día se habla a menudo de “textos visuales”.

GH: ¿Vendría a ser como un análisis crítico del discurso, donde un texto puede ser una imagen, y en la comunicación intervienen varios factores?

DDM: Sí, en principio la escritura era imagen (piénsese en los jeroglíficos), y aún en parte hay elementos irónicos: por ejemplo, cuando declinamos al plural la palabra se vuelve más larga para mostrar icónicamente la elongación del número; o cuando se escribe una metáfora es como si construyéramos una imagen.

GH: Hay que tener en cuenta que la densidad iconográfica no siempre fue igual a lo largo de la historia, es decir que no siempre hubo tanta saturación de imágenes como ahora, ¿eso es cierto?

DDM: Al mismo modo una imagen es como en breve cuento. Siempre ha habido una cierta fascinación por las imágenes que en el mundo postmoderno ha explotado. Hoy en día se habla de sociedad de la imagen porque ya estamos saturados de imágenes. Por todas partes encontramos un bombardeo de imágenes. Orwell, en 1984, había imaginado una sociedad en la que el gran hermano controlaba todo con videocámaras. En realidad, hoy pasa todo lo contrario: somos nosotros mismos que compramos cámaras y producimos imágenes sin parar. Y después las compartimos a través y sobre todo en las redes sociales, como para verificar si hemos sido capaces de conformarnos con lo que nos pide la sociedad.

GH: ¿Qué influencia tienen en la posmodernidad, dos figuras notables como Francesco Petrarca o Giovanni Boccaccio?

DDM: Petrarca y Boccaccio han tenido una enorme importancia en todas las artes, como la literatura o el cine. Yo en particular, he estudiado la influencia de los dos en la duodécima arte, o sea la publicidad. Poesías petrarquescas han sido compuestas para promocionar varios productos. Boccaccio en cambio se ha vuelto testimonial de productos como el café y el jabón Dash. Esta pervivencia publicitaria ha tenido un impacto también en el cine: por ejemplo en la película Boccaccio ’70 de Fellini – que trata de recrear el espíritu del Decamerón – o Anita Edberg en una valla publicitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.