Política

Trump: una “cacería de brujas” las denuncias contra su ministro de Justicia

3 marzo, 2017

(RFI).- Jeff Sessions, ministro de Justicia de Estados Unidos reconoció haberse encontrado con el embajador ruso en Washington, en pleno escándalo por el pretendido espionaje ruso durante la campaña presidencial. El yerno y asesor de Trump también está implicado. Trump denunció una “cacería de brujas” orquestada por los demócratas.

Jeff Sessions, ministro de Justicia de Estados Unidos está contra las cuerdas. Entrevistado por la cadena de televisión Fox News la noche del jueves, reconoció haberse encontrado el año pasado dos veces con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, en pleno escándalo por el pretendido espionaje ruso durante la campaña presidencial. Eso no implica haber cometido algún acto ilícito, dijo.

Fueron dos veces, durante los meses de julio y septiembre, cuando Sessions, apoyo de Donald Trump desde la primera hora, se reunió con Kislyak. Es parte del trabajo de un Senador encontrarse con diplomáticos, dijo. Hablamos de temas “normales”, subrayó. El intento de Sessions de poner fin a la creciente presión que ejercen en su contra los demócratas y algunos republicanos está lejos de triunfar. El presidente del partido Demócrata, Tom Perez, así como les jefes de esa organización en las cámaras del Congreso, exigen su renuncia por haber “mentido”.

El presidente Donald Trump reiteró su “total” confianza en su ministro de Justicia. “Jeff Sessions es un hombre honesto”, escribió en un comunicado difundido ayer mismo. Trump fue más lejos y acusó de nueva cuenta a la oposición demócrata de torpedear su presidencia. “La verdadera historia son todas esas fugas ilegales de informaciones clasificadas y otras informaciones. Es una verdadera cacería de brujas”, apuntó.

Cada vez más acorralado, Sessions retrocedió un paso y anunció que no participará en cualquier investigación, actual o futura, realizada por el Departamento de Justicia sobre la campaña electoral del año pasado, marcada por las fuertes sospechas de interferencia y espionaje ruso en favor del candidato republicano. Como ministro de Justicia, Sessions debe supervisar al FBI (Buró de Investigación Federal) en toda investigación relacionada con los posibles vínculos entre el círculo más cercano a Trump y Moscú.

La oposición pide la designación de un procurador independiente para investigar sobre la injerencia rusa y los posibles responsables estadounidenses. Los republicanos mostraron su acuerdo con el hecho que Sessions haya aceptado apartarse de participar en cualquier investigación, pero guardan silencio sobre el pedido de su renuncia.

Los problemas no han terminado para Trump. ‘The New Yorker’ reveló que su yerno y asesor, Jared Kushner, también se reunió con el embajador ruso antes de la toma de posesión del magnate. La cita tuvo lugar en la Torre Trump de Nueva York, justo en momentos en que el presidente Barack Obama preparaba las sanciones contra Rusia por su intromisión en la campaña electoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.