El Mural Digital

Los enigmas de un sereno

23 marzo, 2017

Al buen momento que acompaña al cine uruguayo se le suma un nuevo estreno: El Sereno. El filme está co-dirigido por Joaquín Mauad (junto a Óscar Estévez) quien desde muy temprano se iniciara en actuación en la escuela de El Tinglado y que poco a poco se fuera metiendo con tesón y mucha academia en el mundo del audiovisual y entre sus protagonistas el ya figura de la gran pantalla, el talentoso César Troncoso. Actor, que continúa avanzando en el cine brasileño a saltos de titán, no menor en el nacional que a estas alturas ya ha alcanzado uno de los lugares más sobresalientes de su industria. Ambos nos adentran al proceso creativo y de producción en la que puede ser una de las grandes sorpresas cinematográficas del año.

 

Para comenzar me gustaría que Joaquín Mauad explique el origen de este proyecto. ¿Es cierto que todo surgió casi accidentalmente cuando descubriste el depósito que termina siendo la base de esta historia?

Joaquín- Sí es cierto. No fue que lo descubrí, yo ya lo conocía desde hace tiempo porque era una propiedad que tenía mi padre que es rematador y cuando me avisó que lo iba a vender, yo dije bueno tenemos que filmar acá. Ya había filmado algunas cosas antes ahí y dije tengo que filmar algo en serio, un proyecto que sea más grande, algo más de ficción porque hasta ahora no había filmado nada de ficción y ahí fue cuando llamé a Óscar (Estévez), mi codirector y fuimos a ver el lugar, y claro, el lugar fue el disparador principal de todo.

¿Afirmarías que ese lugar es un protagonista más de la película?

Joaquín- Sí, totalmente, es un protagonista más. En realidad lo que hicimos también fue hacer una especie de paralelismo entre el interior del personaje principal y el exterior. Todas las cosas que están afuera de alguna forma simbolizan la mentalidad del personaje y las cosas que tienen que ver con su vida personal.

¿Cómo definirías la película? Está en el género suspenso bordeando el terror, lo fantástico, el drama psicológico ¿En qué nicho la colocás?

Joaquín- En realidad es un triller psicológico dramático que tiene suspenso, pero no bordea el terror. Capaz que te podés llegar a asustar en alguna parte pero no es una película de terror, aunque en realidad la locación cuando la vimos y nos pusimos a escribir, fue un proceso inverso. Nosotros escribimos para la locación, teniendo en cuenta las cosas que iban a pasar ahí, con la historia, con el personaje y te invitaba a eso, a hacer una película de terror. Es más, hasta el primer corte de montaje tenía cosas de terror y después se las empezamos a sacar. Terminamos haciendo una película más psicológica, más humana.

¿Cómo trabajaron el guión con Óscar Estévez, que tiene una larga trayectoria y que traía la experiencia de “La casa muda” o “Dios local”?. ¿Tiene algún punto de contacto en cuanto al tono pesadillesco del relato?

Joaquín- Claro. En realidad el guión lo escribió Oscar (Estévez) con Federico Roca, que es escritor y dramaturgo. Nosotros le afinamos la idea principal una vez que habíamos visto el lugar y después ya ellos empezaron a escribir en tiempo récord, hicieron un guión en dos meses, todo el tiempo pensando en cómo era la locación , qué cosas había ahí para usarlas en función a la historia.

Hablás del guión, hablás de los tiempos. Vamos a meternos en esa historia. ¿Ese guión inicial quedó como establecido o se fue modificando a través de la filmación?

Joaquín- No, en realidad cuando estás rodando siempre está bueno dejar la puerta abierta para que pasen cosas, porque hay muchísimas películas que tienen cosas en el corte final que no estaban en el guión, que surgieron ahí y se aprovecharon. Por ejemplo, la película comienza con una discusión, en una llamada telefónica y después hay un diálogo en off y ahí arranca la película. Por ejemplo, eso no estaba en el guión original, fue algo que se nos ocurrió después como para reforzar alguna cosa de la historia, pensamos que nos podía servir.

¿Cómo le quedó el protagónico de Gastón Pauls? ¿Le cayó perfecto el perfil de “Fernando”? ¿Cómo fue trabajar con una figura con tanta trayectoria? ¿Se adaptó a las posibilidades de un rodaje en nuestro país?

Joaquín- Sí. Fue tremenda experiencia para mí, aprendí mucho trabajando con él, viéndolo en todo el proceso.  Él lo dijo varias veces que es la película en la que se sintió más libre, porque también tiene que ver con muchas cosas de él, que fue un exorcismo que hizo haciéndola. Enseguida le dijo que sí a Óscar (Estévez) me llama y me dice “Gastón quiere actuar” y yo le respondí ¿le dijiste que es un proyecto que estamos arrancando? y me dijo, sí sí, la quiere hacer. Y ahí nos tomamos completamente en serio el proyecto y empezamos a completar el elenco y el equipo técnico.

Y en tu caso César ¿Cómo fue trabajar con él?

César- Con Gastón Pauls fue bárbaro. Gastón no tiene ningún berretín, es lo que uno espera de un actor cuando trabaja con él y supongo que es a su vez lo que uno intenta dar. Vino en un plan totalmente abierto, a tomar la realidad que le presentaba este tipo de películas y lo hizo a las mil maravillas. Se integró como uno más, con muy buena onda.

El propio Gastón Pauls ha hecho referencia en la conferencia de prensa de su propia vida personal en cuanto al tema de las adicciones, que está en la base de su personaje, ¿Esto es así?

Joaquín- Sí sí, él es un adicto en recuperación. Él dijo que, justamente, esta película lo ayudó a sacarse todo eso de antes.

Todo esto… ¿Se habló previamente con él o se fue discutiendo, desarrollando durante el rodaje?

Joaquín- No. En realidad hubo una primera reunión que fue clave que la tuvo Oscar con Gastón y ahí fue que Gastón se desnudó emocionalmente y le contó un montón de cosas que los terminamos volcando a la historia del personaje de él. Lo trabajamos también de una manera no muy explícita. Las adicciones es uno de los temas principales de la película, como la soledad, como también sus consecuencias, que también tiene que ver con los vínculos, las relaciones personales. Los temas que no son resueltos, tarde o temprano te pasan factura. Se tocan todos estos temas de una forma sugerente.

César ¿Qué ha representado para vos esta nueva incursión dentro del cine nacional? 

César- Yo siempre picoteo, siempre intento trabajar en Brasil, claro, porque me resulta muy placentero, me parece que está bárbaro, evidentemente me conviene también desde lo económico, pero siempre sin descuidar el hecho de que yo soy un actor uruguayo. Tener siempre la referencia de que yo soy de acá, que vivo en Uruguay es lo mejor que me puede pasar.

 ¿Te aggiornaste con el portugués? ¿cómo te encontrás?

César- Con el portugués ando bárbaro, pero no soy Antonio Fagúndes. Ando muy bien, ya a esta altura del partido se me entiende, puedo trabajar, puedo aprender a memorizar textos en portugués con relativa facilidad. Pero de todas maneras digamos que es una segunda lengua y ni siquiera es una segunda lengua de altísima calidad. Es una segunda lengua bien hablada pero hasta ahí. En cambio el español te da esa ventaja.

Realicemos un ejercicio, hagamos de cuenta que estamos solos, que el codirector no nos lee, y que estamos en una conversación en el living de tu casa, muy tranquilos, ¿Qué te atrajo del proyecto y a su vez cómo comparás tu labor a otros trabajos que ya has hecho y que conocemos, desde “El baños del Papa” a “Zanahoria”?

César- Lo que a mí más me gustó del proyecto es que es una película de género. Me resulta atractivo hacer cine de género y además, es algo que al público también le gusta. Esta película no pertenece al género de terror, es algo más psicológico y es más suspenso, pero hay un público, me parece, interesado en este tipo de cosas. Entonces, ya de pique era interesante trabajar con Gastón, a quien uno pudo haber visto en “Nueve reinas” por decir la cosa más notoria que ha hecho hasta ahora. Es de esos actores, que sabés que es bueno y te dicen ¿querés trabajar con él? y generalmente contestás que sí.

¿Creen que con la presencia en la película de Gastón Pauls se abren más posibilidades para un mercado internacional?

Joaquín- Sí, yo creo que sí. En realidad tenemos pensado apuntar a festivales. Ya fuimos al festival de Punta del Este y la película se va a estrenar acá nomás. Tenemos pensado estrenar en Argentina, creo que más sobre mitad del año. Pero tenemos pensado presentarnos a festivales internacionales. No sabemos a cual todavía, pero es la idea, y obviamente la figura de Gastón, la figura del elenco en realidad en general nos ayuda. Todo el mundo dice que es una película de gran factura. De ahí que nos vaya bien ya es otra historia pero la intención la tenemos.

 

‘El Sereno’ se exhibe en la Sala Nelly Goitiño en tres funciones desde hoy, 23 de marzo al 2 de abril en los horarios de 17:15 y 21:40 hrs. de la mano de Guazú Media (Uruguay)  en coproducción con Cinemagroup (Argentina).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.