Política

Sólo Bolivia dio su incondicional apoyo a Maduro

1 Abril, 2017
El Gobierno de Bolivia fue el único país que brindó su apoyo “incondicional” al Gobierno de Venezuela después de que el Poder Legislativo de ese país fuera relevado de sus competencias por su Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).
“El Ministerio de Relaciones Exteriores (…), a nombre del Gobierno y del pueblo boliviano,  expresa su solidaridad e incondicional apoyo a la hermana República Bolivariana de Venezuela ante un nuevo ataque y acoso político que intenta fracturar la democracia, desestabilizar al gobierno del presidente Nicolás Maduro y desconocer la Constitución venezolana”, detalla el comunicado emitido el jueves por la Cancillería boliviana.
En cambio, la comunidad internacional manifestó su rechazó a la decisión de la justicia venezolana y varios países calificaron la medida como un “golpe de Estado”.
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, consideró un “autogolpe de Estado” en Venezuela. Estas decisiones constituyen “los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia”, señaló en una nota.
La Unión Europea, por su parte,  pidió un “calendario electoral claro” en Venezuela y llamó a “respetar la Asamblea Nacional y a todos sus miembros”.
Los cancilleres de los países fundadores del Mercado Común del Sur (Mercosur) se reunirán de urgencia hoy en Buenos Aires. “Ante la grave situación institucional en la República Bolivariana de Venezuela”, los integrantes del Mercosur “han resuelto convocar una urgente reunión de cancilleres” el sábado “para analizar posibles vías de solución”, dijo el comunicado.
Seis países de Unasur -Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay- dijeron en un comunicado conjunto que les  “causa alarma el anuncio de que el Tribunal asumirá las competencias del Poder Legislativo”.
Los dos últimos países tuvieron reacciones más contundentes. Perú resolvió retirar “de manera definitiva” a su embajador en Venezuela “frente a la gravedad de estos hechos” y el Gobierno de Rafael Correa afirmó que “Ecuador no es Venezuela”. El canciller Guillaume Long subrayó que la Constitución ecuatoriana “impide justamente este tipo de impasses entre funciones del Estado”.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, afirmó que “anular con una decisión arbitraria el Poder Legislativo es inaceptable. Esto claramente destruye el pilar más importante de cualquier democracia”. Luego llamó a su embajador, y su Gobierno no lo regresará hasta que “reviertan” su decisión.
La presidenta chilena Michelle Bachelet condenó cualquier situación que “altere el orden democrático” en Venezuela.
El Gobierno de EEUU consideró un “grave retroceso para la democracia” y que “esta ruptura de las normas democráticas y constitucionales daña enormemente las instituciones democráticas”.
El presidente español Mariano Rajoy alertó que una ruptura de la división de poderes supone que “se rompe la democracia”.
 El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, dijo que propondrá a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, una mediación “y se evite este conflicto”.
El Gobierno uruguayo evitó pronunciarse sobre la crisis en Venezuela y señaló que “se encuentra evaluando la situación en forma coordinada”.
El Consejo Permanente de la OEA, que estará presidido desde hoy por Bolivia,  realizará el lunes una sesión urgente, respaldada por una veintena de países, para evaluar la situación en Venezuela luego de que su máximo tribunal asumiera las facultades legislativas.
Opositores critican la postura del Gobierno
Los opositores criticaron que el Gobierno boliviano haya dado su respaldo incondicional al régimen del presidente Nicolás Maduro ante la compleja situación que vive. La mayoría calificó como una actitud antidemocrática que hace “quedar mal” a Bolivia al apoyar un “golpe dictatorial”.
“Nosotros somos gente que defiende la democracia. No podemos apoyar una dictadura que  va a seguir matando de hambre a los venezolanos. Por dignidad y respeto a los tratados internacionales debemos retirar al embajador en Venezuela”, dijo el diputado opositor Wilson Santamaría.
Entretanto, el abogado constitucionalista William Bascopé afirmó que la posición del Gobierno ante la situación política de Venezuela no es la más adecuada y señaló que con esa acción se “atropellaron” los acuerdos suscritos con organismos internacionales sobre derechos humanos y democracia.
Para la asambleísta de SOl.Bo Wilma Magne es una “preocupación” que el Gobierno boliviano haya determinado respaldar el régimen del presidente venezolano y aseguró que el pueblo boliviano no se siente identificado con esa acción porque no defiende a “dictadores”.
La misma posición mantiene la diputada opositora Fernanda San Martín, quién agregó que ya enviaron su solidaridad a los legisladores venezolanos, empero, rechazó la actitud antidemocrática de su mandatario y pidió al Gobierno no ser cómplice del “régimen dictatorial”. Agencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.