Sociedad

Human Rights Watch acusa a Israel de impedir el acceso a Gaza a trabajadores por los derechos humanos

3 Abril, 2017

Human Rights Watch (HRW) denunció hoy las restricciones que Israel impone en la entrada o salida de Gaza a trabajadores por los derechos humanos, y que impiden la documentación de abusos en este sector.

“Poco dispuesto o incapaz: restricciones israelíes en los viajes a y desde Gaza para trabajadores por los derechos humanos” es el nombre del informe publicado hoy que en 47 páginas documenta “cómo Israel, de manera sistemática” no permite el tránsito de estos empleados “incluso cuando los servicios de seguridad israelíes no tienen reclamaciones de seguridad sobre ellos”.

“Israel no deja salir de Gaza a los trabajadores palestinos para ir a capacitaciones, reuniones… Ni permite entrar a empleados extranjeros”

“Israel no deja salir de Gaza a los trabajadores palestinos para ir a capacitaciones, reuniones… Ni permite entrar a empleados extranjeros, por lo que las posibilidades de hacer incidencia política es limitada”, señaló a Efe la directora regional de HRW en este campo, Sari Bashi.

El país mantiene un bloqueo sobre Gaza por tierra, mar y aire, y controla la entrada y salida tanto de bienes como de personas a través de un entramado de permisos que, según argumenta, avala el tránsito de profesionales humanitarios, comerciantes, jugadores de fútbol, y diplomáticos o personal VIP.

Según Bashi, este veto ha provocado que en varias ocasiones abandonaran casos “no porque no creyéramos que no se habían producido violaciones de los derechos humanos, sino porque no podíamos recabar más información”, y pone en evidencia “la falta de voluntad de compromiso o la habilidad de Israel para hacer estas indagaciones”.

Un cambio de actitud ayudaría a “facilitar” la vida de los residentes de Gaza y a “mejorar” las investigaciones israelíes.

En su opinión, un cambio de actitud ayudaría a “facilitar” la vida de los residentes de Gaza y a “mejorar” las investigaciones israelíes paralelas al proceso de recopilación de pruebas que abrió una fiscal de la Corte Penal internacional en 2015 sobre posibles crímenes de guerra cometidos en los territorios palestinos ocupados o en Israel desde junio de 2014. Dependiendo de los resultados de las pesquisas se determinará si hay evidencias suficientes para llevar el caso ante la Corte o no.

Israel no ha dejado entrar al equipo investigador, pero argumenta que puede dirigirse a estos defensores “para que les alerten de violaciones potenciales, proporcionen pruebas documentales y forenses, y les faciliten el testimonio de testigos”. El propio personal internacional de HRW no ha obtenido autorización para pasar al enclave costero desde 2008, con la excepción de una visita en septiembre de 2016.

“Si Israel quiere que la fiscal tome en serio su argumento de que sus investigaciones criminales son adecuadas, un buen primer paso sería permitir a los investigadores de derechos humanos que saquen a la luz información relevante”, propone Bashi y destaca a Efe que “en el lado palestino no hay ninguna investigación, así que no hay nada que evaluar”.

“Si Israel quiere que la fiscal tome en serio su argumento de que sus investigaciones son adecuadas, un buen primer paso sería permitir que los investigadores de derechos humanos saquen a la luz información relevante”

HRW lamenta que Egipto también dificulta el acceso a Gaza, controlando y abriendo solo de manera intermitente el paso de Rafah, única vía de conexión con el mundo que no pasa por Israel para los más de dos millones de personas que viven en la franja palestina bajo bloqueo desde que Hamás se hizo con el poder en 2007.

Y señala a los islamistas por no proteger “adecuadamente” a los trabajadores del sector e incluso “arrestarlos o acosarlos” por criticarles a ellos u otros grupos armados en Gaza.

La Fiscalía General del Estado aseguró a HRW que Israel reconoce el valor de estas organizaciones como fuentes de información, pero censuró que a veces tienen “errores metodológicos, fácticos y legales” y “un sesgo claro”, por lo que las limitaciones de viaje son “inevitables por importantes consideraciones de seguridad y políticas”.

Por su parte, la COGAT (Coordinadora del Gobierno israelí en los territorios palestinos) afirmó a Efe que cada día gestionan unos 1.000 tránsitos de gazatíes y personal internacional por Erez “con fines comerciales, tratamiento médico, estudios en el extranjero, participación en convenciones” y también coordinan el acceso de organizaciones de derechos humanos como Médicos Sin Fronteras.

Israel admite el valor de estas organizaciones como fuentes de información, pero dice que a veces tienen “errores metodológicos, fácticos y legales” y “un sesgo claro”. La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.