Política

Ya son dos los muertos por protestas que sacuden las calles de Venezuela

19 Abril, 2017
  • Una mujer de 23 años murió hoy en el estado venezolano de Táchira. Según testigos, un grupo armado le disparó a “quemarropa y sin mediar palabras”. En Caracas, un joven de 17 años, recibió un disparo de bala en la cabeza y falleció luego de ser ingresado a una clínica.

Una mujer de 23 años murió hoy en el estado venezolano de Táchira cuando estaba cerca de una manifestación antigubernamental que se tornó violenta, informaron a EFE testigos, aunque las circunstancias del hecho no han sido aclaradas por las autoridades.

“La mujer no participaba en la protesta, ella estaba a cuatro cuadras de la protesta y se resguardó en la plaza San Carlos -en la ciudad de San Cristóbal, capital de la entidad- junto a otras personas cuando empezaron las refriegas”, dijo a Efe un periodista presente en el lugar de los hechos.

La misma fuente explicó que, según testigos, la víctima decidió salir de la plaza varios minutos después y que un grupo de supuestos civiles armados, que había actuado contra la manifestación cercana, le disparó “a quemarropa y sin mediar palabras”.

La fallecida respondía al nombre de Paola Ramírez y tenía 23 años. Su cuerpo fue levantado del sitio por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas en medio de “protestas de vecinos” en rechazo a la violencia, agregó la fuente.

Ramírez es la segunda persona que fallece durante hechos violentos ocurridos en medio de las protestas convocadas para este miércoles por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Caracas y el resto del país.

El joven Carlos José Moreno, de 17 años, recibió un disparo de bala en la cabeza cuando se encontraba en el lugar de una de las concentraciones opositoras en el centro de la capital venezolana y murió en la clínica en la que había ingresado.

Personas que estaban en el momento en que el joven fue baleado en San Bernardino y diputados de la oposición dijeron a la agencia de noticias que fue un incidente confuso, donde un grupo de supuestos simpatizantes del oficialismo actuó para impedir la movilización opositora que se desarrollaba en un municipio de clase media de Caracas.

La cuadrilla arremetió contra los manifestantes y se produjo el disparo, cuya procedencia no pudo ser identificada inmediatamente por los testigos.

El presidente Nicolás Maduro transmite en vivo en sus redes sociales la cobertura de la TV estatal sobre la manifestación chavista. “El Pueblo Revolucionario ha desbordado las calles de Venezuela para defender la Patria”, escribió en Twitter.

Fiscal pidió garantías para la manifestación

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, solicitó hoy a los organismos de seguridad del Estado “garantizar” el derecho a la manifestación pacífica, cuando oposición y oficialismo marchan en Caracas.

“Los responsables de los organismos de seguridad del Estado deben garantizar el ejercicio del derecho a manifestar de manera pacífica, bajo un estricto apego a los derechos humanos. Los mecanismos de negociación deben agotarse antes del uso de la fuerza pública”, señala un comunicado divulgado por Ortega.

Ortega -confesa chavista- sorprendió hace dos semanas cuando calificó como una “ruptura del orden constitucional” la sentencia con la que el máximo tribunal se atribuyó las funciones del Parlamento de mayoría opositora, una reacción que impulsó a que el dictamen fuera anulado parcialmente.

En el comunicado, la fiscal pidió además “reflexión” a los actores políticos para que las protestas que convoquen sean pacíficas y no pongan “en riesgo la integridad física de los manifestantes” ni la estabilidad institucional.

“El Ministerio Público está a la orden de la ciudadanía, de las instituciones del Estado y de los actores políticos y sociales para recibir todas las denuncias, bien sea por el uso excesivo de la fuerza” de funcionarios encargados del orden público o por cualquier “particular que cometa delitos”, añade el texto.

Las manifestaciones

La controversia política recrudeció recientemente en el país petrolero luego de que el Poder Judicial se arrogara prerrogativas del Parlamento dominado por la oposición, generando protestas en casa y llamados internacionales a respetar la democracia.

Los adversarios de Maduro -y varios gobiernos de América y Europa- aseguran que en Venezuela se apresa a la disidencia, se violan los derechos humanos y que millones sufren por la escasez de alimentos y medicinas.

En 26 puntos de Caracas y varias de las principales ciudades de la nación, miles de opositores marchaban con banderas de Venezuela y carteles de “NO a la dictadura”, pero eran reprimidos por las fuerzas de seguridad con gases lacrimógenos.

Opositores y analistas habían advertido de posibles episodios de violencia, ya que miles de simpatizantes del oficialismo también se congregaban en Caracas y otras ciudades del país en contra de lo que han calificado como un intento de “golpe de Estado”.

La oposición acusa a Maduro de ser responsable de la grave crisis que sufre el país -con la inflación más alta del mundo, recesión económica y escasez de bienes básicos-, pero el mandatario socialista, que asumió en el 2013, ha rechazado los señalamientos y dice que es víctima de una “guerra económica”.

En el último mes, las manifestaciones antigubernamentales previas han sido contenidas por las fuerzas de seguridad con gases lacrimógenos y camiones hidrantes, dejando un saldo de cientos de heridos y cinco fallecidos, dos de ellos por heridas de bala de policías. Infobae.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.