Política

Comisión Europea busca reforzar derechos sociales para frenar a los euroescépticos

26 Abril, 2017

La Comisión Europea desveló este miércoles una serie de propuestas para relanzar las condiciones de vida y empleo de los europeos, como una mejor conciliación laboral, con el objetivo además de hacer frente al auge del euroescepticismo en el bloque.

“La política social es una de las prioridades en la mente de la gente y lo que tenemos que hacer es recuperar su confianza en las instituciones”, dijo en rueda de prensa la comisaria europea de Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, en referencia a la elección presidencial en Francia, donde se medirán en el balotaje una candidata antieuropeísta y un proeuropeo.

En un contexto de recuperación en la Unión Europea (UE) tras la crisis financiera mundial de 2008, que obligó a dejar aparcado el llamado ‘pilar social’, la Comisión hizo de la convergencia de derechos sociales entre países una de sus prioridades para el bloque, pero especialmente para los 19 países de la zona euro.

En su discurso sobre el estado de la UE, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, urgió en septiembre de 2015 a redoblar esfuerzos para “conseguir un mercado laboral justo y verdaderamente paneuropeo”. Y, en febrero, Bruselas llamó a enfrentar el “legado” de la crisis, como el desempleo y la pobreza.

Para la comisaria europea, “se necesita una mayor convergencia económica y social” en la zona euro, ya que hay “una única política monetaria”. No obstante, es “deseable para todos los Estados miembros”, añadió Thyssen, en un momento en que Reino Unido, uno de los principales frenos a esta política social, inició el proceso de divorcio de la UE.

Además de frenar a los euroescépticos, Bruselas busca en este ‘pilar social’ enfrentar los desafíos del siglo XXI: la globalización, el envejecimiento de la población y la era digital, si bien para los eurodiputados socialdemócratas y ecologistas no va demasiado lejos.

Diez días de permiso de paternidad 

La Comisión aprovechó la presentación de esta ofensiva social para anunciar varias iniciativas, concretamente en el ámbito de la conciliación de la vida laboral y familiar, que deberá debatir con la Eurocámara y especialmente con los Gobiernos nacionales, que controlan la mayor parte de la política social.

Bruselas propone así extender a los países del bloque un permiso de paternidad de al menos diez días laborables, así como otro de cuatro meses para padres y madres para ocuparse de sus hijos menores de 12 años.

Además, el Ejecutivo comunitario plantea que los trabajadores puedan tomar un permiso de cinco días anuales para cuidar de un allegado enfermo, en un contexto de envejecimiento gradual de la población en Europa.

“Las medidas propuestas están destinadas, en particular, a aumentar las posibilidades de que los hombres asuman las responsabilidades parentales y de cuidados”, y a aumentar la “participación de la mujer en el mercado de trabajo”, señala la Comisión en un comunicado. AFP.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.