Política

‘Obamacare’ afronta un nuevo desafío de los republicanos en el Congreso

4 Mayo, 2017

 La mayoría republicana de la Cámara de Representantes de Estados Unidos votará este jueves un proyecto de derogación de la emblemática ley de salud de Barack Obama, lo que supondría una victoria para Donald Trump.

Los líderes republicanos anunciaron el miércoles que iban a intentar por segunda vez aprobar un texto para derogar y reemplazar el ‘Obamacare’, después de su fracaso el 24 de marzo.

“Votaremos sobre el programa de salud (…), porque tenemos votos suficientes”, dijo a la prensa el líder de la mayoría republicana, Kevin McCarthy. “Pasará, es un buen proyecto”, agregó.

Después de semanas de ajustes para tratar de alinear al mayor número posible de legisladores republicanos, la votación podría ser estrecha, pues ningún demócrata apoya el nuevo texto.

La Casa Blanca y los líderes republicanos negociaron con las alas moderada y conservadora del partido a fin de elaborar un texto aceptable para la mayoría.

La minoría demócrata de la Cámara se opone totalmente al proyecto, forzando a los republicanos a limitar a 22 las posibles defecciones. Para ser aprobado, el proyecto necesita 216 votos.

Actualmente, la Cámara de Representantes está integrada por 238 republicanos y 193 demócratas. Si es aprobado, el proyecto debe ser debatido en las próximas semanas por el Senado, donde se prevé que será profundamente modificado.

“El presidente dijo: te necesitamos”

Una versión anterior del plan republicano fracasó en marzo, cuando el rechazo tanto de moderados como de conservadores republicanos frustró el intento de Trump y los líderes del partido de acabar con la Ley de Atención Sanitaria Asequible de Obama, aprobada en 2010.

Aparentemente, los líderes republicanos han conseguido apoyo de suficientes legisladores escépticos del proyecto, que contempla 8.000 millones de dólares para los costes de cobertura de salud de personas con enfermedades preexistentes.

Trump ha impulsado el nuevo proyecto modificado varias veces en los últimos días y se ha involucrado personalmente en el forcejeo, hablando por teléfono o cara a cara con algunos republicanos.

El anuncio se hizo cuando el proyecto de reforma de salud ganó impulso debido a que dos influyentes representantes republicanos -Fred Upton, de Michigan, y Billy Long, de Misuri- cambiaron de opinión el miércoles y dieron su respaldo a la iniciativa, tras una intensa presión ejercida por el propio mandatario.

“El presidente dijo ‘Billy, realmente te necesitamos. Te necesitamos, hombre’. Yo dije, ‘no me tienen”‘”, contó Long a los reporteros en la Casa Blanca, al describir un tira y afloja con Trump, que buscaba convencerlo de apoyar la ley.

Long dijo que cambió de opinión después de que el presidente diera su apoyo a una enmienda que añade un suplemento de 8.000 millones de dólares para ayudar a financiar las pólizas de los llamados “grupos de alto riesgo”, que absorberán los costes de personas con enfermedades caras, como el cáncer.

“Va a perjudicar a muchos…”

Upton se oponía anteriormente a la legislación, alegando que estaba en desacuerdo con una disposición que permite a los estados eliminar las garantías de cobertura a las personas con enfermedades preexistentes, algo que contemplaba el ‘Obamacare’.

Pero después de la reunión con Trump, Upton dijo que pensaba que el nuevo financiamiento bajo este proyecto podría “más que cubrir a aquellos que podrían ser afectados”.

Muchos expertos en políticas de salud, sin embargo, aseguran que 8.000 millones de dólares son insuficientes para proporcionar cobertura para las personas enfermas.

La nueva ley “no sólo eliminará la cobertura de seguro de salud de millones de estadounidenses, sino que eliminará en muchos casos la prohibición de cobrar más por la cobertura a los que tienen condiciones médicas subyacentes”, dijo el presidente de la Asociación Médica Estadounidense, Andrew Gurman, quien se opone a la iniciativa.

“Este texto cobarde va a perjudicar a muchos, muchos estadounidenses”, dijo por su lado el senador demócrata Cory Booker en MSNBC.

Si es aprobado este jueves, el proyecto enfrentará un largo camino en el Senado, donde es casi seguro que los republicanos moderados le introduzcan cambios para tratar de lograr que sea aprobado. AFP.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.