Cultura

Reseña de “El Conjuro de la Melancolía” de la escritora uruguaya Mónica Couto

12 Junio, 2017

“El desafío sería abandonar su encierro célibe, honrar lo vivido y emprender el camino de lo nuevo con la convicción de alcanzar la enmarañada cima que significaba, para Victoria, conjurar la melancolía”. Así termina el ultimo relato del libro de la escritora uruguaya Mónica Couto: “El conjuro de la melancolía”, lleno de frases muy felices como lo es sin duda su descripción del río Urubamba en el relato “Renacer Quechua”. “El río Urubamba parecía un ofidio danzante que se arremolinaba entre milenarios bloques de piedras”.

El conjuro de la melancolía es un libro por demás notable, en el que en apariencia el principal protagonista es el amor en sus diferentes variantes. El amor verdadero, enamoramiento, desamor, la pasión, y el deseo, danzan como las aguas del río Urubamba por las páginas del libro de Couto.

No solamente el amor romántico a veces doloroso y no correspondido es el protagonista del libro de Couto; sino también el filial, como en el relato VALE OBSEQUIO en el que una madre adoptiva descubre que ella también es adoptada. “Era hija adoptada, era madre adoptiva. Esto le daba la sabiduría. No necesitaba carta alguna. Su hijo era su conexión con el Universo”.

El lector de Couto haría bien en leer la cita que abre esta colección de relatos. Una cita de la poetisa uruguaya Circe Maia:

No quisiera que abrieras el libro

y vieras palabras.

Quisiera

que oyeras sonidos.

No música, escucha.

Sonidos

de cuyo entrelazarse están formados

del tiempo, los hilos.

Es esta cita la que revela al verdadero protagonista de este libro que hace guiños a Borges, Cervantes, al siglo de oro español y hasta a las novelas de caballerías. El verdadero protagonista de este libro es pues la literatura con mayúsculas. Pues la literatura y la mejor literatura es eso: sonidos. Ya nos lo recordaba el gran maestro colombiano Fernando Vallejo en su libro “Logoi”: la eufonía, por sobre el sentido mismo, es la gran razón de la literatura.

Y qué mejor manera de conjurar a la melancolía que con la literatura. A eso tal vez Couto hace referencia con la frase de LA SUERTE ESTA ECHADA. “Su único deseo había sido lograr la calma en compañía de unos cuantos buenos libros”.

Este es un primer libro notable de relatos y poemas en prosa que revelan a un gran talento uruguayo. Esperemos que le sigan muchos libros más.

1 comentario

  1. Cecilia dice:

    El libro de Couto demuestra un gran talento uruguayo. Lo recomiendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.