Opinión

La aristocracia de los bandidos

20 julio, 2017

Hacia 1920, el economista italiano Vilfredo Pareto definió a los socialistas como “la aristocracia de los bandidos”, caracterizándolos como un grupo que busca el poder político como medio para el saqueo sistemático de la propiedad privada en su propio beneficio.
La definición de Pareto tiene renovada vigencia en la América Latina de nuestros días, vistos los gigantescos latrocinios protagonizados por el sentenciado Lula da Silva, el detenido Ollanta Humala, la investigada Cristina Kirchner y el hasta ahora impune autócrata Nicolás Maduro, entre otros mandatarios del mismo club cleptocrático.

No exageraríamos al decir que el socialismo del siglo XXI acabó siendo la organización criminal más grande del continente, con actividades que van desde el cobro de sobornos millonarios hasta el lavado y el narcotráfico.
Fruto de este enriquecimiento ilícito, el cártel socialista y populista ha prohijado una emergente oligarquía, llamada boliburguesía en el caso venezolano y que en Bolivia podría ser denominada seudo-empresariado plurinacional.

Hablamos de nuevos ricos que no deben su fortuna a la competitividad sino al desvío de fondos públicos, la extorsión a perseguidos políticos o privilegios monopólicos concedidos por el Estado que han copado y hegemonizado.
Es una buena noticia que los tribunales en algunos países estén procediendo a sancionar de manera contundente la hiper-corrupción de esta “aristocracia de los bandidos”, que superó ampliamente los récords históricos regionales.

Esperemos que en los próximos años pueda hacerse justicia en toda la zona, a través de la reconstrucción del sistema republicano.

Escritor y analista político

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.