Editorial

Un “llunku” llamado Evo Morales

2 Agosto, 2017

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, afirmó que la elección de la Asamblea Constituyente en Venezuela constituye el mayor fraude electoral de la historia en Latinoamérica. Por su parte, la comunidad internacional condenó el proyecto del régimen chavista, con el que el presidente de Venezuela busca redactar una Constitución a su medida. En efecto, México, Argentina, Perú, Panamá, Colombia, Brasil, Canadá, Chile, España, Estados Unidos, Costa Rica y Paraguay se pronunciaron en contra.

En este escenario, el mayor despilfarro de palabrerías provienen del mandatario boliviano, Evo Morales, aliado del dictador Nicolás Maduro, quien dijo ayer, 1 de agosto de 2017, que “desconocer (la) Constituyente de Venezuela atenta contra la democracia”. Claro está que el líder boliviano ha marcado paso a paso el camino a su definitivo encuentro con la dictadura a secas. Eran tiempos en los que recibía con un abrazo efusivo a Hugo Chávez, y que después de su muerte, mostró su más leal apego – o llunkerío – a un régimen que desconoce los valores republicanos, los derechos fundamentales, y en esencia, su anuncio ya citado muchas veces de perpetuarse en el poder a costa de un pueblo encabronado por la falsa expresión socialista y los ribetes propios de un dictador, tal como lo fueron Pinochet y Bánzer, respectivamente.

Evo Morales y su homólogo venezolano, encabezan la lista de los peores presidentes de la historia reciente. Y es que para muestra sólo cabe en el primero un botón: Museo de Evo Morales con financiamiento del propio Ejecutivo, sexismo, cobardía, misoginia, y en definitiva, una cosecha que elucubra estupideces y fanfarronería, jamás vista desde 1982. Y sí, el apoyo de Morales al régimen chavista, es la prueba más firme y contundente de que el mismo Morales es un dictador.

¿Cuál es la dimensión de la dictadura boliviana?. Hay mucha tela que cortar: acusaciones de millonarios fraudes y corrupción, vínculos con el narcotráfico, desapego brutal contra la democracia, y un largo etcétera. En estas circunstancias sólo cabe esperar que los enemigos de la democracia, esto es, los países del ALBA, tendrán senderos similares a la de sus pares.

 

1 comentario

  1. Susana dice:

    Una gran verdad que no quieren verla muchos, estamos en manos de dictadores endemoniados que tienen el espíritu del mal para sembrar muerte y dolor lo que pasa en Venezuela y Bolivia y otros países que viven en este momento la tristeza y desamparo de la indiferencia del mundo ante las desgracia Dios tenga misericordia del mundo , solo podemos orar .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.