Política

Bajo presión, China restringe sus importaciones de Corea del Norte

14 agosto, 2017

AFP/Archivos/ Eduardo Muñoz Álvarez El embajador chino ante la ONU, Liu Jieyi, habla tras votarse el borrador de resolución de EEUU para sancionar a Corea del Norte, el pasado 5 de agosto en Nueva York

China, principal sostén económico de Pyongyang, anunció este lunes que suspende las importaciones de hierro, plomo, otros minerales y productos del mar procedentes de Corea del Norte, en aplicación de las sanciones decididas por la ONU y la presión insistente de EEUU.

Esta suspensión, aplicable a partir del martes, concierne a “todas las importaciones de carbón, hierro, mineral de hierro, mineral de plomo y animales acuáticos y productos de mar”, anunció el ministerio de Comercio chino en un comunicado.

Estas sanciones, propuestas por EEUU, fueron impuestas en respuesta a los lanzamientos de dos misiles intercontinentales norcoreanos el mes pasado, que podrían alcanzar, según Pyongyang, al territorio estadounidense.

Se trata “de la aplicación de la resolución 2371 de la ONU”, precisó el texto. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (incluida China, miembro permanente del mismo) aprobó el 5 de agosto nuevas sanciones (por séptima vez) contra Corea del Norte, unas medidas que podrían costarle al régimen norcoreano unos 1.000 millones de dólares anuales.

China es clave para que las sanciones sean efectivas. El año pasado más del 92% de las exportaciones norcoreanas tuvieron como destino al gigante asiático, máximo apoyo económico del régimen de Pyongyang.

Tras la votación del Consejo de seguridad, el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, aseguró que su país “aplicará con seguridad la nueva resolución al 100%”.

Es una manera de intensificar la presión sobre Corea del Norte, en plena escalada verbal entre su máximo líder, Kim Jong-Un, y el presidente estadounidense Donald Trump, quien ha prometido a Pyongyang “el fuego y la ira”, sin descartar una eventual intervención militar.

Pekín ‘debe hacer más’

AFP/Archivos / Nicolas Asfouri Un camión cruza el llamado Puente de la Amistad desde la localidad norcoreana de Sinuiju hacia la ciudad fronteriza china de Dandong, el pasado 6 de julio

Paralelamente a esta retórica incendiaria, Trump destacó el jueves pasado la responsabilidad de Pekín, juzgando que China “debe hacer más (presión)” sobre Corea del Norte y manifestó su temor de que estas nuevas medidas tengan un “efecto limitado”, en caso de no aplicarse a conciencia.

Por su parte, China estima haber dado pruebas de su buena voluntad: el gigante asiático ya había interrumpido a mediados de febrero sus importaciones de carbón norcoreano, como consecuencia de precedentes sanciones decididas por la ONU.

Esto ya había hecho desaparecr una fuente de ingresos esencial para Corea del Norte: en 2016, China había importado 22,5 millones de toneladas de carbón de su vecino, por 1.190 millones de dólares.

En consecuencia, el monto total de las importaciones chinas provenientes de Corea del Norte ha caído en 13,2% en un año sobre el conjunto del primer semestre de 2017, según las aduanas chinas.

Sin embargo, las exportaciones de China hacia el régimen de Kim Jong-Un aumentaron en el 29% durante el mismo periodo, y Pekín continúa comprándole otros productos.

En junio de este año, China importó pescado y crustáceos norcoreanos por un valor de 46,7 millones de dólares. Las compras chinas de mineral de hierro a su vecino alcanzaron en mayo a 13,4 millones de dólares (por 233.500 toneladas), según cifras más recientes de las aduanas.

Moratoria

El tráfico comercial en la frontera entre ambos países continuaba siendo muy intenso últimamente, según pudo constatar la AFP, sobre todo en lo que concierne a metales preciosos norcoreanos.

China, que se replegó durante la reciente escalada verbal estadounidense-norcoreana, por otra parte aboga por una solución “por el diálogo” ante esta situación.

Asimismo propone una doble “moratoria”: por una parte la detención inmediata de las pruebas nucleares y balísticas norcoreanas y, por otra, de las maniobras militares conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur.

“Todas las partes involucradas deben asumir sus responsabilidades (…) y, siguiendo la recomendación de una ‘doble suspensión’, poner punto final a este círculo vicioso de la situación actual”, insistió nuevamente este lunes Hua Chunying, una portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino.

Asimismo, subrayó la necesidad de una reanudación de las negociaciones “a Seis”, interrumpidas en 2009, en las que participaban ambas Coreas, Japón, Rusia, China y Estados Unidos.

 

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.