Opinión

El Soviet chavista disuelve el Parlamento

21 agosto, 2017

Si todavía quedaba alguna duda sobre la voluntad totalitaria del régimen de Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, la ilegal disolución del Parlamento democrático o Asamblea Nacional por la fraudulenta “Constituyente” –en realidad, un Soviet del chavismo- despeja cualquier incertidumbre.

No hay marcha atrás en la instalación de un sistema a la cubana y no cabe en la perspectiva del PSUV nada parecido a una transición negociada hacia la democracia.

Es la diferencia entre el autoritarismo, que se sabe provisional y por lo tanto sujeto a un próximo retorno a la institucionalidad republicana, y el totalitarismo, que se conceptúa como un escalón superior en la historia y que, por lo tanto, aspira a la perpetuidad.

Es la “posdemocracia” de la que hablaba el asesor del primer chavismo, Norberto Ceresole.

Es de esperar que los integrantes de la AN desconozcan la arbitraria medida y continúen sesionando, como hicieran los representantes de los Estados Generales franceses en 1789.

Pero lo cierto es que la radicalización soviética de los “bolivarianos” parece cerrar todos los canales para una normalización política por vía de las urnas.

Queda, como supremo recurso ante la inminente consolidación de una dictadura absoluta, el sagrado derecho a la rebelión, magníficamente defendido hace siglos por pensadores como Isidoro de Sevilla, Juan de Mariana, Juan de Salisbury y Tomás de Aquino.

Emilio Martínez Cardona es escritor y analista político. Autor del libro “Ciudadano X”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.