Deportes

Cristiano se reivindica en el trofeo Bernabéu

24 agosto, 2017

No tenemos miedo, anunció el Bernabéu al mundo. El minuto sobrecogedor en homenaje a las víctimas de Barcelona y Cambrils fue apoyado con este mensaje expuesto por los seguidores madridistas en una gran pancarta, con la fecha de los atentados, 17 de agosto de 2017. Real Madrid y Fiorentina rememoraban la final de la Copa de Europa de 1957 en el trofeo Bernabéu y los dos equipos se tomaron el partido muy en serio. El conjunto italiano, para mostrarse al mundo. El equipo madridista, porque suplentes cotizados como Llorente, Theo, Ceballos, Achraf y Borja Mayoral querían demostrar su nivel. Y al frente estaba Cristiano, que disfrutó todo el partido. El portugués, el mejor futbolista del planeta, no entiende de trofeos amistosos. Siempre juega al máximo. Menudo golazo regaló.

La importancia del partido para los profesionales la subrayó inicialmente la «Fiore» al marcar el primer gol a los cuatro minutos, obra de Veretout. La reacción de los locales fue inmediata. Ronaldo dio el pase de la muerte para que Borja Mayoral firmara su primer gol en el Bernabéu.

Todos los fichajes del Real Madrid querían desvelar su clase ante un público dominado por los niños. Ceballos levantó la ovación de las gradas al realizar su primer túnel en el césped del Bernabéu. El utrerano funde en el guante de su bota toda la calidad que requiere este club.

Marcos Llorente tenía en el palco al referente de toda la leyenda familiar, Francisco Gento, presidente de honor de la entidad, que anotó hace sesenta años ante la Fiorentina uno de los dos tantos que dieron aquella segunda Copa de Europa de la historia al Real Madrid. La otra diana la rubricó otra leyenda que es echada de menos desde hace tres años por Gento, por Florentino Pérez y por todo el madridismo: Di Stéfano.

El portugués parecía otro chaval

El líder del Real Madrid actual, Cristiano, rindió homenaje a Don Alfredo al conseguir el golazo de la noche, en un regate por la izquierda hacia el interior para lanzar un disparo a la escuadra que hizo estallar a la afición en las tribunas. Fue una acción fotocopiada de la que el portugués realizó frente a Piqué en el Camp Nou, con el trallazo en diagonal.

El luso se reivindicó tras la confirmación del castigo de cinco partidos de suspensión. No jugará en Liga hasta el 23 de septiembre ante el Betis, en el Bernabéu. Anoche dejó su sello para este mes de sanción. Asumió la capitanía en el segundo tiempo, por la sustitución de Ramos. Fue el capitán siempre. Dio el primer gol y protagonizó el segundo. Nunca había marcado en el trofeo Bernabéu.

La nueva defensa del Real Madrid en el segundo tiempo tenía un promedio de edad de 19 años: Achraf, Manu, Tejero y Theo. Esa zaga reflejaba la filosofía del club. Arriba, Cristiano, con 32, parecía otro chaval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.