Política

Vargas Llosa: “El régimen de Maduro está dando sus últimas boqueadas”

27 agosto, 2017

El escritor peruano Mario Vargas Llosa afirmó este domingo que el régimen del dictador venezolano, Nicolás Maduro, “está dando sus últimas boqueadas” tras casi cuatro meses de protestas en el país sudamericano.

“Mi impresión es que el régimen de Maduro está dando sus últimas boqueadas y lo que hay que desear es que la transición hacia la democracia sea pacífica y no sanguinaria, porque creo que el pueblo venezolano ha sufrido ya bastante”, dijo Vargas Llosa a la estación colombiana W Radio, que lo entrevistó en Madrid.

Según el Premio Nobel de Literatura 2010, las Fuerzas Armadas pueden cumplir un rol importante en un eventual final del Gobierno de Maduro, aunque dijo que la cúpula de mando está muy vinculada con el presidente.

“Creo que en gran parte los militares que tienen el control de la fuerza podrían decidir. Ahora, lo que es claro es que hay toda una cúpula militar muy vinculada al narcotráfico que no tiene a dónde escapar a gozar de las inmensas fortunas. Esa cúpula está apoyando al régimen”, dijo.

Sin embargo, el autor de “La ciudad y los perros” se preguntó si los efectivos de rangos medios y bajos de las Fuerzas Armadas en realidad apoyan a esa cúpula y al Gobierno.

“Me pregunto si los soldados, los cabos, los sargentos, los tenientes, los capitanes, los mayores, que son la gran mayoría de esas Fuerzas Armadas y que están padeciendo la misma crisis, van a seguir aguantando este régimen absolutamente despótico”, agregó.

Asimismo, expresó que Venezuela “es un país riquísimo” que debería estar en una mejor posición económica y que ahora está “en la ruina total”.

“Es un país que se muere de hambre, donde no hay comida, no hay medicamentos, donde salvo la pequeña nomenclatura privilegiada que es la del poder tiene unas condiciones de vida elevadas. Es una situación verdaderamente trágica, porque no hay ninguna legalidad. Es la pura arbitrariedad, la pura violencia”, expresó.

Un artículo para Venezuela

En el diario El País de España este domingo se publicó el artículo de Vargas Llosa dedicado a Venezuela. Aquí parte del trabajo.

“El portavoz del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) y alcalde de Valladolid, Óscar Puente, declaró hace unos días que, a su juicio, hay en España “un sobredimensionamiento” de lo que ocurre en Venezuela, porque cuando un país vive el drama que experimenta la nación bolivariana aquello no es sólo culpa de un Gobierno sino “responsabilidad colectiva de los venezolanos”.

Semejante afirmación demuestra una total ignorancia de la tragedia que vive Venezuela o un fanatismo ideológico cuadriculado. Hace falta más de un individuo para deshonrar a un partido, desde luego, habiendo socialistas que, con Felipe González a la cabeza, han demostrado una solidaridad tan activa con los demócratas venezolanos que, pese a los asesinatos, las torturas y la represión enloquecida desatada por Maduro y su pandilla, han impedido hasta ahora que el régimen convierta a ese país en una segunda Cuba. Pero que haya en España socialistas capaces de deformar de manera tan extrema la realidad venezolana sin que sean reprobados por la dirección, delata la inquietante deriva de un partido que contribuyó de manera tan decisiva a la democratización de España luego de la Transición.

La verdad es que Venezuela fue, por 40 años (1959 a 1999), una democracia ejemplar y un país muy próspero al que inmigrantes de todo el mundo acudían en busca de trabajo y que, tanto los Gobiernos “adecos” como “copeyanos”, dieron una batalla sin cuartel contra las dictaduras que prosperaban en el resto de América Latina. El presidente Rómulo Betancourt intentó convencer a los Gobiernos democráticos del continente para que rompieran relaciones diplomáticas y comerciales y sometieran a un boicot sistemático a todas las tiranías militares y populistas a fin de acelerar su caída. No fue respaldado, pero, décadas después, su iniciativa acaba de ser reivindicada por la Declaración de Lima, en la que, invitados por el Perú, todos los grandes países de América Latina —Brasil, Argentina, México, Colombia, Chile, Uruguay y cinco países más de la región— además de Estados Unidos, Canadá, Italia y Alemania, han decidido aislar a la dictadura de Maduro y no reconocer las decisiones de la espuria Asamblea Constituyente con la que el régimen trata de reemplazar a la legítima Asamblea Nacional donde la oposición detenta la mayoría de los escaños”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.