Opinión

Santa Cruz: Lidera las cifras económicas y también las violaciones

8 septiembre, 2017

Santa Cruz es la locomotora del país. También tiene la mayor población carcelaria e incidencia de delitos. En el ámbito nacional, Santa Cruz representó el 28,9% del PIB de Bolivia en 2016 y el PIB de Santa Cruz sobrepasó los $us 10.000 millones en 2015. También tiene las cifras más altas de violencia contra la mujer: 10.000 en ocho meses de 2017. Santa Cruz lidera las exportaciones en agricultura, industria manufactura y finanzas. También va puntero en hechos de violencia sexual: más de 1.000 casos hasta ahora. Santa Cruz es la sede de la mayor feria comercial, económica y de inversiones del país. También tiene los más altos índices de hechos y muertes por accidentes de tránsito. Santa Cruz presentó con tiempo a su reina del Carnaval. También lleva la delantera en embarazos a adolescentes: al año se embarazan más de 11.000 adolescentes. Santa Cruz en los primeros siete meses de esta gestión, fue el principal departamento exportador, con una participación del 25% sobre el total de la venta externa, según el IBCE. También aporta con las cifras vergonzosas de feminicidio: diez en ocho meses. Santa Cruz tiene un imponente palacio de la (in) Justicia; pero también la más alta tasa de retardación de justicia. Santa Cruz a la que le construyen parques y jardines. También la que viene siendo avasallada en sus áreas verdes. Para muestra algunos botones: Curichi La Madre con grandes urbanizaciones. La monstruosa Quinta Municipal al lado del río Piraí. Urubó y sus megaproyectos urbanísticos.

Ahí está Santa Cruz, en la que sus hombres y mujeres son “hermosos como el sol y pobres como la luna”.

En el mes de Santa Cruz, seguramente, pocos hablarán de la otra realidad, y se concentrarán en la poderosa y famosa Expocruz y sus azafatas; en las ruedas de negocios y los millones de dólares que se moverán; en los grandes discursos que pronunciarán las máximas autoridades municipales, departamentales y nacionales en el acto cívico del 24 de septiembre; en las visitas y marketing regalado de la Reina del Carnaval y las Magníficas de Pablito; en las obras cementeras que inaugurará el Municipio; pero esa otra realidad será ocultada por algunos días, para no estropear la fiesta, ni amargar el trago en los actos oficiales, pero esa otra realidad está ahí presente e interpeladora.

Es oportuno también que no solo sea fiesta, jolgorio y feria en septiembre, sino que también nos animemos a reconocer esta dura realidad y analizarla, debatirla y generar toda clase de acciones para luchar contra las vulneraciones a los derechos humanos, que se ven reflejadas en los altos niveles de delitos contra la mujer, contra las niñas y adolescentes, contra los niños, contra las personas adultas mayores, contra la Madre Tierra. Santa Cruz no es una taza de leche, es un revuelto de hígado en la que los comerciantes y los transportistas quieren  llevarse la mejor parte, en desmedro del bien colectivo, como sectores que son poderosos e intocables, creyéndose dueños de los espacios públicos, de las calles y avenidas, sin que el Alcalde y sus concejales se animen a poner orden como debe ser, siendo esos rostros de pueblo los que deben pagar las facturas de una mala administración.

No olvidemos en septiembre estos casos, al fin y al cabo, también Santa Cruz se expresa en estos rostros golpeados, asesinados, violados, agredidos, curtidos, sucios, en esos rostros que irradian esperanzas, sueños y luchas por una mejor Santa Cruz, que creo que es posible empezar a construirla entre todos y todas.

Hernán Cabrera Maraz ex Defensor del Pueblo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.