Deportes

Nadal, a su cuarta final del US Open con exhibición de nº 1 ante Del Potro

9 septiembre, 2017

Una exhibición total de número uno mundial, de leyenda de este deporte. Show total de Rafa Nadal para acabar apabullando a Juan Martín del Potro, metiéndose por cuarta vez en la final del US Open, que disputará el domingo (22.00 horario peninsular español) contra el surafricano Kevin Anderson, verdugo de Pablo Carreño 4-6, 7-5, 6-3 y 6-4.

Nadal ha superado al argentino Del Potro por 4-6, 6-0, 6-3 y 6-2 en 2h.30’, con una reacción alucinante después de entregar la manga inicial. El mejor Rafa ha aparecido en la pista, poniendo en pie a los más de 22.000 espectadores del Arthur Ashe Stadium. Se olvidó de tácticas el manacorí, se desbocó y se hizo con la cancha pegando 45 golpes ganadores, casi doblando los 23 del ‘martillo’ suramericano, y haciendo menos errores no forzados, 20 a 40.

El nº 1 del mundo sacando y voleando, metiendo ‘drives’ imposibles, ejecutando asimismo con el revés, guardando en la chistera dejadas demoledoras. Tenis tan completo como brillante. De verse 4-6 abajo, dominado por la Torre de Tandil, a encadenar nueve juegos consecutivos para marcar territorio hasta la conclusión. Llevó contras las cuerdas a ‘Delpo’, y no dejó que se moviera un milímetro.

El campeón de 2010 y 2013 trituró al mejor de 2009, en un encuentro para guardar porque es difícil jugar a tan intenso ritmo y nivel. Cuarta final de Nadal (perdió la de 2011, en sus tres duelos directos con Novak Djokovic) en Nueva York, la 23ª de Grand SlamDiez Roland Garros, dos Wimbledon, 2 Open USA y acariciando un tercero en Flushing Meadows.

Un último obstáculo que salvó sin problemas en las cuatro confrontaciones anteriores, cediendo un solo set a Kevin Anderson, de 31 años y 32º ATP. Favorito Nadal, aunque con los pies en el suelo porque es de los que caza las oportunidades, pero desde el máximo respeto al adversario.

Nadal fue un vendaval en su decimocuarto choque con Del Potro, a quien domina por 9-5 en el historial. Había perdido las dos últimas veces, también en el US Open de 2009 (si bien, el 6-2, 6-2, 6-2 lo recibió estando lesionado), pero se marchó como un poseso a por el suramericano. Se centró en su revés en el primer set. No funcionó la táctica, y Rafa decidió repartir como él sabe a un lado y otro.

A sus 31 años, Rafa Nadal desatado, con un tenis de muchos quilates. A por una decimosexta corona de Grand Slam. Una locura. Sufrió en las rondas inaugurales, porque se sabía en condiciones de hacer algo grande. Llegó la hora de la verda, y emergió su versión superlativa, de sobresaliente. La matrícula de honor la buscará el domingo.

El antecedente más reciente del 4-0 de Nadal sobre Anderson se remonta al Godó de esta temporada, con 6-3 y 6-4 de Rafa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright (c) 2017 Copyright Gaceta Hoy All Rights Reserved.